Compra Libros en Amazon.com

Ellas nocturnas


Su corazón late al ritmo equivocado. Su cuerpo se transforma en lo que siente, para ir al compás de su alma y sentirse feliz en esa ilusión que desaparecerá con las últimas horas de oscuridad.
Su piel hecha porcelana, sus labios dibujados en un profundo carmesí y sus ojos alejados juegan sólo dentro de ese límite delineado por un suave trazo felino, y son, tal vez, la parte más provocativa de ese sueño.
El cuerpo se contornea al ritmo de sus caderas, y las piernas dibujan figuras zigzagueantes sobre tacones desvensijados. Las manos abanican su figura, y su mente está en el papel que hoy disfruta más que nunca.
Esa mujer parece provocar hasta las paredes y le saca una sonrisa a los apáticos; besa el cielo apoyándose en el infierno y no deja de ser ajena a ambos.
Sobrevuela sobre cielos violetas y su glamour la hace tan inalcanzable que, aproposito ella sobrevuela bajo para no ser sólo una ilusión.
Un beso, una seña, una sonrisa y el hechizo está concretado. Un suspiro, besos, sudor, sábanas, y el amanecer apura a Cenicienta, que con una mueca de princesa, echa a su amante para dejarse sóla en su cama.
El día sorprende a un corazón que late, por alguna de esas cosas, a un ritmo que su cuerpo no acompaña, pero eso ya no importa…


Gracias por haber visitado mi página, si puedes dale click a una de las publicidades que estan en este post para poder seguir con este proyecto. ¡Gracias de nuevo por la visita!
Publicar un comentario