Compra Libros en Amazon.com

Desesperación


Un televisor encendido en un cuarto vació. El sonido llenandolo todo, la imagen invadiendo el cuarto, sólo la luz de la pantalla viviendo en ese espacio oscuro. Las cortinas están bajas, de repente un suspiro corta toda esa armonía ficticia.
El sofá se estremece en un segundo, la televisión vuelve a su eterno recorrido, uno a uno los canales pasan, el control remoto trabaja sin suspiro, las imagenes se mezclan, los sonidos carecen de un hilo conductor, todo es desorden.
Juan sólo mueve su dedo pulgar, sólo tiene vivo ese dedo que activa todo lo demás. El dedo no cesa en su trabjo, las imagenes se mezclan, los sonidos se marean, todo es desorden, al igual que en la cabeza de Juan.
Un suspiro, un sofá, un dedo, una imagen, un hombre, un sonido, una luz, una ventana, un desorden que no tiene retorno. Todo eso es culpa de ese hombre que vuelve y vuelve y no tiene descanzo. Las ideas se cruzan, los ojos siguen las imagenes que lo transportan, las noticias, las novelas, el fútbol, las películas, las propagandas, nada tiene sentido ya.


Gracias por haber visitado mi página, si puedes dale click a una de las publicidades que estan en este post para poder seguir con este proyecto. ¡Gracias de nuevo por la visita!
Publicar un comentario