Compra Libros en Amazon.com

Films


Se adueñó el silencio de una habitación inundada de gente.
Dominaron los gritos en esa misma habitación minutos antes silenciosa.
Se detuvieron las emociones por un segundo, quebrado el letargo por el pavor un segundo después.
Los ojos derramaron lágrimas y las voces comenzaron a surgir desde el profundo silencio.
La mano mató la TV y los comentarios halagaron a un director lejano.


Gracias por haber visitado mi página, si puedes dale click a una de las publicidades que estan en este post para poder seguir con este proyecto. ¡Gracias de nuevo por la visita!
Publicar un comentario