Compra Libros en Amazon.com

Curas incurables


Dulce nectar que alivia mi pesar, sólo ilusiones de sentimientos para relajar un pecho agitado.
Esa última gota trepa desesperada por mis labios, ayudada por el impulso sediento de una lengua deseosa de cura y sanación.
Tan pequeño y tan débil siento que no soy nada, pero aún soy mucho más que ese nectar que promete sanar mi alma.
Tan insignificante que sería capaz de despreciarlo, pero mis sueños no se resisten a ese nectar dulce que sana mi penar.

Gracias por haber visitado mi página, si puedes dale click a una de las publicidades que estan en este post para poder seguir con este proyecto. ¡Gracias de nuevo por la visita!
Publicar un comentario