Compra Libros en Amazon.com

Se agotó la paciencia

Son esos días donde queres explotar, gritar, insultar...
Esos días con ganas de patear el tablero y decir 4 verdades al viento y en la cara de muchos otros que se merecen tu furia infinita.
Pero uno dice: mejor no, ¿para qué?. Mejor tomarse un vaso de agua o de vino y olvidarse que venís acumulando frustración, que venís juntando y masticando bronca.
Hoy es uno de esos días y uno se quiere olvidar, pero no puede, porque a cada paso recordás que la suerte no está de tu lado. Pero hay que seguir.
Siempre hay que seguir y no dejarse dominar por esos sentimientos que solo nos hunden más. Hoy es uno de esos días y lo mejor que puedo hacer es mirar al cielo, respirar profundo y soñar que mañana será mejor.

Publicar un comentario