Compra Libros en Amazon.com

Suspiros

No te sientas culpable de lo que no debía ser, si sólo me has devuelto la alegría y el corazón. 
Casi sin querer, sin pensar, con una mirada que juro no provoqué, me metí en tus fantasías y tus sonrisas me vieron renacer. 
Una lucha constante entre los deseos y la realidad, entre todas aquellas cosas que no haremos pero que me llevan a soñar...
Podría llenarme de palabras para describir lo que me pasa, para darle nombre a este torbellino que ahora sólo el tiempo deberá aplacar.
Será lo que deba ser, pero mientras tanto he de honrar mis sentimientos, gozando y sufriendo, por todo esto que un día casi sin darme cuenta, despertaste en mi.
Publicar un comentario